Ellos también se manifiestan cuando no los cuidas, se secan, se rajan, se pelan. La solución está en una buena limpieza y exfoliación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *